martes, 29 de enero de 2013

Saramago del Río

Siempre es difícil encontrar variedad en las películas que las salas de cine colombianas ofrecen. De vez en cuando llegan un par de películas que no forman parte de ese cuasi monopolio  de cine Estadounidense al que nos tienen acostumbrados. El llamado cine extranjero por unos o cine arte por otros, en su mayoría de origen europeo y de corte dramático, tiene muy pocos espacios de exhibición. Pero sin duda, algo más escaso que este cine, es el cine documental que en cuando llega a Colombia, generalmente solo se presenta en festivales de cine.
Documentales recientes que pasaron por acá: los de Michael Moore: Bowling for Columbine (2002) y Fahrenheit 9/11 (2004). El estelarizado por Al Gore: An Inconvenient Truth (2006)… el de Leonardo DiCaprio: The 11th Hour (2007)… Existen muchos más que nunca llegaron y otros que espero que lleguen como: “José y Pilar”.
José y Pilar (2010) es un documental portugués que sigue la vida de José Saramago y su esposa Pilar del Río durante cuatro años, desde el 2006 hasta el 2010. Durante un poco más de dos horas se disfruta del día a día en la vida de José y Pilar. Todo comienza en su casa en Lanzarote, donde Saramago está respondiendo a una entrevista vía telefónica y desde ese instante la cámara no se detendrá mientras lo sigue en la cotidianidad, en la agitada vida de invitaciones a ferias del libro, actuaciones en obras de teatro, entrevistas y homenajes por toda Europa; en su matrimonio, en su proceso creativo (durante la filmación del documental inicia y termina uno de sus libros: El Viaje del Elefante), en sus quebrantos de salud, en sus cumpleaños, en sus visitas a los amigos y las conversaciones durante la cena, en sus perros, en su posición frente a dios y la muerte, pero sobre todo, en su relación con Pilar.
Es una película que muestra la sencillez y humanidad de un genio de la literatura, un testimonio único de vida que rara vez se tiene la oportunidad de conocer. Es otra forma de verlo y de admirarlo. Como él mismo lo dijo: “Todo puede ser contado de otra forma”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario